Como escoger una destructora de papel

Las destructoras de papel son máquinas fundamentales en cualquier empresa, en especial porque estas máquinas permitirán reciclar documentos viejos. Para comprar las mejores del mercado te recomiendo visitar https://www.destructoras-de-papel.es, porque allí encontrarás las mejores opciones y con los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, debes elegir una destructora de papel que se adapte por completo a tus necesidades y que tenga una buena capacidad para tu empresa. Para elegir de forma acertada he reunido algunos consejos prácticos que te permitirán elegir de forma rápida, así que, te recomiendo que sigas leyendo.

Consejos para elegir una destructora de papel

Antes de comprar una destructora de papel, debes tener muy claros algunos puntos básicos para tomar una buena decisión como son:

Capacidad en hojas

La capacidad de una destructora de papel se mide en la capacidad de hojas que puede triturar en cada ciclo de trabajo. En todos los casos, esta capacidad suele estar entre las 5 y las 10 hojas, y bajo ninguna circunstancia puedes excederla.

Esto hace que en ocasiones puedas necesitar más de una destructora de papel para que puedas cumplir con las necesidades de tu empresa. Por este motivo, debes evaluar cuánto papel debes destruir y así tendrás una idea clara de cuántas máquinas de estas necesitarás.

Tipo de cabezal de corte

El tipo de cabezal de corte es un punto fundamental que debes tener en consideración, porque dependerá de la importancia de tus documentos. En todo caso, para documentos que no contengan datos, será más que suficiente con una destructora de cabezal normal.

Sin embargo, para documentos que tengan datos sensibles de tu empresa debes elegir un cabezal de micro corte. Esto debido a que así tus documentos se romperán en pequeñas partículas que no podrán reconstruirse, lo que te dará un mayor nivel de seguridad al destruir tus documentos.

Ciclos de trabajo

Los ciclos de trabajo son los que puede funcionar la destructora de papel sin recalentarse, y suelen estar entre los 5 y los 10 minutos. Todo dependerá del cabezal que incorpore la destructora de papel, y así podrás conseguir los resultados que estabas esperando.

Pero, si en tu empresa el volumen de papel que se destruye a diario es muy elevado, puede que necesites una destructora de ciclo continuo. Estas pueden trabajar sin parar gracias a su cabezal especial, pero también tienen un coste mucho más elevado, motivo por el cual, debes asegurarte de que sea realmente necesaria.